Imprimir
Categoría: Relaciones externas
Visto: 980

 

Nadie que viva en nuestro barrio, y algunos llevamos ya muchos años por aquí, se ha librado, en tantas ocasiones que ya habrá perdido la cuenta, de esas veces en que un olor inconfundible, penetrante y desagradable, le asalta y le envuelve en cuanto pisa la calle o abre una ventana. La incineradora de Valdemingómez es conocida en gran parte de los barrios del Sureste, incluso por la gente que nunca la ha visto ni ha pasado cerca.  No se trata de entrar en un debate sobre si la incineración de residuos es necesaria, o inevitable, o inocua. Pero sí que se trata de algo que no ayuda a mejorar  la calidad de vida ni en el barrio, ni en el cole, que forma parte de él.  Para quien quiera dejar constancia de que  mientras estaba paseando, o haciendo deporte, o jugando  en el recreo se ha visto inmerso en el olor de Valdemingómez, la Asociación Vecinal del Ensanche tiene disponible en su web un formulario en el que dejar constancia de todos los momentos en que detectamos malos olores. Esas denuncias son utilizadas después para negociar con la Administración y reclamar que se tomen medidas. Aquí os incluimos un código QR que lleva a ese formulario, y que podéis escanear con el teléfono:

 

 

Si alguien rellena el formulario, verá que hay un campo llamado “Unidad de Ejecución”. Se refiere a en qué sección del mapa del Ensanche hemos detectado el olor. Como dato importante, nuestro cole está en la UE6.

Para el resto de los rincones del barrio, aquí os dejamos otro enlace.